Saltar al contenido

Crema de leche de burra

crema leche de burra

La leche de burra es un producto cosmético muy valorado desde la antigüedad. La mismísima Cleopatra se bañaba con esta leche para preservar la tersura y juventud de su piel. Por esta razón y debido a sus propiedades antioxidantes, hidratantes y nutritivas se ha utilizado la leche de burra en cremas cosméticas.

¿Qué es?

Es una crema que contiene, además de otros ingredientes, leche de burra. Esta sustancia natural ha sido utilizada desde los tiempos del Antiguo Imperio Romano por sus propiedades antioxidantes e hidratantes, las cuales proporcionan un aspecto hermoso y aterciopelado a la piel.

Los griegos empleaban esta leche para curar cicatrices de guerra y curar envenenamientos, aunque estas propiedades no han sido comprobadas científicamente.

La leche de burra es beneficiosa para la piel por sus nutrientes y componentes, es rica en ácidos grasos y en vitaminas A, B1, B2, B6, C, D y E. Cuenta, además, con un 2% de proteínas y un aporte de minerales tales como magnesio, calcio, potasio y fósforo. Contiene además un elevado contenido de Inmunoglobulina y Lizozima, que favorecen el sistema inmunológico si consumimos la leche a diario.

¿Para qué sirve?

Los romanos, egipcios y griegos conocían las propiedades cosméticas de esta leche ya que actúa como un tensador y regenerador, puede retrasar el envejecimiento y regenerar el cutis.

El aporte nutricional de la leche de burra nos ayuda a mantener la piel suave y sedosa. Gracias a su composición, la leche de burra es ideal para pieles secas y para combatir las arrugas. Es un antioxidante poderoso porque contiene retinol natural.

Aporta retinol

El retinol natural de la leche de burra se absorbe mejor que el retinol artificial de cremas cosméticas comunes. El retinol de la leche de burra es ácido ascórbico puro, por lo que acelera la producción de colágeno en la piel, haciéndola más elástica.

Antioxidante

Debido a su contenido de retinol natural y de vitaminas antioxidantes, la leche de burra puede retardar el envejecimiento. El retinol acelera la producción de colágeno en nuestra piel, proteína que perdemos con el paso de los años.

El colágeno aporta elasticidad y tersura nuestra piel, ayudándonos a disimular las arrugas y marcas de expresión.

Además, la leche de burra forma una barrera protectora en nuestra piel que la defiende de los radicales libres.

Nutre la piel

La crema de leche de burra hidrata y nutre la piel. Tiene un efecto rejuvenecedor y aporta suavidad a la piel. Es ideal para pieles mixtas y secas.

La leche de burra contiene lípidos que la convierten en un excelente hidratante. Es muy recomendable para el tratamiento de la piel seca.

Desmancha la piel

La leche tiene un efecto matizador y puede aclarar la piel. Esto significa que el uso constante de crema de leche de burra puede desmanchar la piel y fortalecerla. Es perfecta para casos de acné.

Medicinal

Las cremas de leche de burra son hipoalergénicas y antiinflamatorias. Puede aplicarse como un calmante en caso de quemaduras provocadas por el sol.

Para las estrías

Es perfecta para atenuar las estrías que aparecen después de un embarazo o de la perdida excesiva de peso. Gracias a su contenido de vitamina E pueden penetrar en la dermis y restructurar la piel dejándola suave y nutrida.

Además, su aporte de retinol incrementa la producción de colágeno para incrementar la elasticidad de la piel.

Para la dermatitis

Contiene vitaminas A y D, que contribuyen a desinflamar la piel y calmar los síntomas de la dermatitis.

Para la psoriasis

La vitamina A contribuye a exfoliar la piel y a promover el recambio celular.

Para el acné

Puede desinflamar y minimizar los granos gracias a su efecto calmante. Sus propiedades exfoliantes eliminan las células muertas que provocan el exceso de grasa y obstruyen los poros.

¿Cómo se utiliza?

La crema de leche de burra se debe utilizar en el día y en la noche. Cuando se aplica de día es recomendable utilizar un filtro solar y reducir la exposición al sol.

Debe de aplicarse con la piel limpia, especialmente después de lavar la piel con jabón de leche de burra.

¡Ya disponible a excelente precio!

Contraindicaciones y precauciones

  • Si durante el uso de esta crema experimentas una sensación molesta en la piel suspende su uso y consulta con un médico o dermatólogo si persisten.
  • Existen diversas marcas que comercializan cremas de leche de burra. Algunas pueden contener perfumes y otros ingredientes. Antes de utilizarla como calmante, verifica que se trate de un producto natural e hipoalergénico.

¡Califica este artículo! Nos ayudas a mejorar cada día